Blogia
Perros y gatos

La ranita verde de Carolina (2)

Apuntes sobre su reproducción

Si queremos disfrutar de una gratificante experiencia, nos decidiremos a favorecer la descendencia de nuestra mascota, pero es muy importante que conozcamos algunos datos, además de consultar con especialistas y veterinarios.

El periodo de reproducción de la ranita verde de Carolina comprende los meses de abril a agosto. La temperatura influye en gran medida en este proceso. El canto del macho (croar) atrae a la hembra hasta que se produce el apareamiento.

Cuando sus huevos son maduros, las hembras entran en el agua y los colocan para que después sean fecundados por el macho. Normalmente, son de color negro o pardo y blanco, y se encuentran en la superficie del agua o en sus proximidades, bajo la vegetación flotante, formando una especie de racimos.

Transcurrido un periodo de entre 4 y 6 días, estos huevos eclosionan dejando salir a los pequeños renacuajos, que alcanzarán su completa metamorfosis en un plazo aproximado de cinco semanas. Tendrá que pasar un año para considerar adultos a los recién nacidos. Llegado este momento alcanzarán su madurez sexual.

Llévate una ranita verde a casa

Es divertido adquirir una ranita verde como mascota porque de esta forma nos desligamos un poco de la mascota común como el perro o el gato. Además este anfibio tiene la ventaja añadida de que no necesita paseos, ni demasiado espacio, una alimentación costosa.

Cuando conseguimos un animal de estas características, debemos tener muy en cuenta el lugar en el que habitará y sus cuidados alimenticios. Hay que evitar cambios bruscos de temperatura que podrían ocasionar problemas en nuestra ranita. La temperatura oscilará entre 22-28º C.

En cuanto a su alimentación, señalar que se basa en insectos y otros invertebrados pequeños, por lo que no será costoso o complicado conseguir sus comestibles en en establecimientos específicos. Es preferible que acudas a ellos y así evitar que insectos recogidos por ti puedan transmitir algún tipo de enfermedad a tu ranita.

Preparar un acuaterrario

Apostaremos por un terrario más alto que largo para que la ranita pueda escalar a sus anchas, evitando así que pueda estresarse por el tamaño del habitáculo. Por otro lado, el terrario debe constar de una parte acuática que ocupe la mayoría de la superficie del suelo, ya que se trata de un medio necesario e indispensable para su buen desarrollo.

Para el fondo del acuaterrario emplearemos turba y tierra de bosque mezcladas, además de grava de acuario para la parte acuática. Debemos acondicionar su casita con ramas y elementos que le permita trepar como, por ejemplo, plantas y ramas. Los expertos aconsejan que se recurra a materiales artificiales o plantas que requieran mucha humedad, evitando las que tengan espinas puesto que podrían dañar a nuestro pequeño anfibio.

Podrás encontrar a esta ranita saltarina en tiendas especializadas en animales exóticos por un precio muy económico (10/20€), además de todo lo necesario para crear el hogar de tu nueva amiga.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres