Blogia
Perros y gatos

La ranita verde de Carolina

Para los amantes de los animales exóticos, la ranita verde de Carolina puede ser, sin duda, una buena alternativa que hará las delicias de los seguidores de este tipo de mascotas.

Su cuerpo es delgado y tiene gran agilidad, lo que la convierte en una excelente saltadora y trepadora. ¿A qué esperas para disfrutar de la compañía de esta divertida saltarina?

Ágil, saltadora y trepadora
Una de las características determinantes de estos pequeños anfibios es su color verde intenso que varía de verdoso-gris a verde amarillento en base a factores como las temperaturas o la época de celo.

A menudo vemos en estos pequeños animales una raya blanca o amarillenta en cualquier lado del torso que cambia de tamaño y anchura según el individuo. La distinción entre macho y hembra salta a la vista, ya que ésta última es siempre la de mayor envergadura.

En cuanto al tamaño señalar que, en edad adulta, oscila entre 6 y 6,5 cm., lo que hace aún más atractiva la idea de hacerse con esta pequeña amiga, sobre todo si tenemos en cuenta las reducidas dimensiones de los hogares en la actualidad.

Conocer su hábitat natural
Su origen se sitúa en el sureste de Estados Unidos donde es uno de los anfibios más comunes y abundantes.

Los lugares favoritos de estas ranitas son las orillas de los arroyos. Su curiosidad las lleva a escalar hasta las plantas más altas que sobresalen del agua, desde donde pueden controlar la zona en la que se encuentran.

Los arbustos y los bordes de los lagos les sirven también de morada. Les gusta ocultarse en el musgo o debajo de la corteza de los árboles evitando así posibles peligros y convertirse en primer plato de ciertos depredadores.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres