Blogia
Perros y gatos

Cómo interpretar los ladridos del perro (II)

Tipos de ladridos
No todos los perros ladran de la misma manera. En ocasiones, depende de alguna característica física del perro. Así, los animales cuya cola haya sido amputada se ven incapaces de realizar señales con ella, por lo que su ladrido será más fuerte. Sin embargo, un mismo perro suele realizar diversos tipos de ladridos dependiendo de la situación en la que se encuentre o de lo que desee expresar.

Por ello, cuando la señal sea contínua, rápida y en un tono medio significa la entrada de alguien en su territorio, es decir, alerta de la posible presencia de extraños, mientras que si el ladrido es continuado pero lento y en tono bajo, significa que el perro ya se encuentra preparado para defenderse de extraños que se encuentren cerca de él.

Otro tipo de ladrido es el prolongado e ininterrumpido con largos intervalos entre ellos, que es señal de que el animal desea compañía. Los perros también utilizan su propio lenguaje para saludar a sus dueños cuando éstos regresan al hogar, en cuyo caso el animal emite uno o dos ladridos agudos y breves. Uno breve y agudo en tono bajo indica molestia ante alguna situación, mientras que uno breve en tono alto es señal de sorpresa o de alegría ante determinada situación. Por último, con el objetivo de reclamar juego, el perro puede emitir un ladrido entrecortado en tono medio.

Otras señales sonoras del perro
Aunque el ladrido sea el sonido que con más frecuencia produce un perro, no es el único. Así, en ocasiones también puede aullar en respuesta a sonidos de alta intensidad y frecuencia media. Este es un aullido normal y no es señal de sufrimiento, mientras que otros aullidos están producidos por algún malestar que sufra el perro, como el hecho de encontrarse separado de sus dueños.

Otra señal sonora que produce el perro, sobre todo cuando es cachorro y con el objetivo de llamar la atención de su madre, es el gemido. Cuando éste proviene de un perro adulto suele ser señal de dolor, miedo o de alguna exigencia hacia sus amos. Por último, los perros también pueden producir un tipo de señal que suele ser de tipo agresivo, excepto si aparece durante el juego. Esta señal es el gruñido, que puede ir dirigida tanto al hombre como a otros animales y el siguiente paso, en caso de ser agresivo, suele ser la mordedura, por lo que no es conveniente provocar al perro.

Pearl Overseas

Revista hogar

Todo sobre mascotas  

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres