Facebook Twitter Google +1     Admin

¿Qué manifestaciones produce la tiña?

Las manifestaciones de las dermatofitosis son muy diversas, según el dermatófito que cause la tiña y la respuesta del individuo, ya que la intensidad de las lesiones depende en muchos casos del hongo que produce la infección. Así, si un individuo (animal o persona) es infectado por un hongo que no está adaptado a esa especie animal, la reacción inflamatoria del individuo es muy elevada, apareciendo lesiones intensas; esto es lo que ocurre, por ejemplo, cuando una persona es infectada por especies zoofílicas o cuando un perro es infectado por Microsporum gypseum. Sin embargo si el hongo está adaptado a la especie que infecta, la respuesta inflamatoria del individuo es mucho menor, como en el caso de infecciones por hongos antropofílicos en personas, o por Microsporum canis en perro.

Es más, Microsporum canis está tan bien adaptado a los gatos, que aproximadamente 1 de cada 3 ó 4 gatos infectados no manifiesta ningún síntoma, o éstos son prácticamente inapreciables (forma subclínica). Este hecho hacía pensar hasta hace poco que los gatos actuaban de reservorio de Microsporum canis, es decir que una parte importante de ellos poseían el hongo y actuaban como transmisores de la enfermedad. Sin embargo, estudios recientes han demostrado que los gatos sanos no son portadores de Microsporum canis.

A pesar de las múltiples manifestaciones que puede presentar una dermatofitosis, existe un tipo de lesión de forma redondeada que se considera típica, de la cual, como ya comentamos, deriva el nombre de tiña.

Cuando el hongo se establece en un individuo, crece de forma centrífuga, por lo que las lesiones adoptan típicamente una forma anular o de anillo. La lesión primordial es una o varias calvas o alopecias, ya que los pelos infectados se rompen. A veces existe inflamación de la piel donde está la calva, inflamación que como ya se ha comentado es más intensa en el caso de que el animal no esté adaptado al hongo. Típicamente la lesión tiene una zona central pálida y un halo externo enrojecido; esto es debido a que la inflamación de la piel es más fuerte en la zona recién infectada, por lo que los bordes de la lesión aparecen de color rojo. También es usual la presencia de escamas o caspa dentro de la lesión.

Ver imagen (18 Kb)
Tiña alrededor del ojo (lesión circular)

La presencia de picor en las zonas lesionadas es variable, por lo que unos individuos se rascarán o lamerán las lesiones y otros no.

Como ya se ha comentado la presentación de la enfermedad es muy variable en los animales, pudiendo manifestarse de formas completamente diferentes según cada caso.

Los perros pueden aparecer con las lesiones típicas descritas más arriba. En algunos casos menos frecuentes la enfermedad se manifiesta como un querión, nódulo con una inflamación muy intensa; usualmente el dermatófito responsable de un querión es Microsporum gypseum. Más raramente aparecen granulomas, nódulos con inflamación menos intensa que el querión. Las localización corporales más frecuentes en perros son la cara, orejas, patas y rabo.

Ver imagen (18 Kb)
Pseudomicetoma en un gato

Los gatos también pueden presentar las lesiones típicas, frecuentemente cubiertas por costras, y localizadas en cabeza o extremidades delanteras. Sin embargo otras muchas formas son posible: en gatos de pelo largo la dermatofitosis puede cursar como una alopecia irregular y extensa y, al contrario, es relativamente frecuente que no manifiesten ningún signo clínico, como ya se describió anteriormente (forma subclínica); otras veces el cuadro de la enfermedad se define como dermatitis miliar, proceso en el cual el felino presentan pequeñas pápulas o granos recubiertos por costras; finalmente algunos animales también pueden mostrar granulomas.

Tanto los perros como los gatos, con menor frecuencia, pueden presentar infecciones de las uñas u onicomicosis, más frecuentes por Microsporum gypseum o Trichophyton mentagrophytes. En este caso la zona alrededor de la uña estará inflamada, y la garra puede presentar deformidades y fragilidad.

Ver imagen (18 Kb)
Lesión en la frente
En el hombre las dermatofitosis se clasifican según la zona corporal donde aparece la lesión, hablándose de tinea capitis cuando aparece en el cuero cabelludo, tinea barbae cuando es en barba, tinea manum cuando aparece en manos, tinea unguiun u onicomicosis cuando afecta a la uña, etc.

Las manifestaciones, al igual que en los animales, depende de la adaptación del hongo. Si están causadas por hongos antropofílicos generalmente aparecen lesiones leves, con escasa inflamación, mostrando placas redondeadas de alopecia. Sin embargo en el caso de infecciones por hongos zoofílicos las lesiones son mucho más inflamatorias, tipo querión, localizándose en áreas de contacto con los animales, manos, brazos y cuello.

Tenéis más información sobre esta enfermedad en éste blog: http://animalitos.obolog.com/

 

03/05/2007 11:05 perros-gatos Enlace permanente. sin tema


Udemy

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris