Blogia
Perros y gatos

Desparasitación de tu tortuga

Si estás pensando en tener como animal de compañía una tortuga, debes saber que hay responsabilidades a las que tendrás hacer frente. Además de darle una buena alimentación, has de visitar frecuentemente al veterinario, ya que es necesario que nuestra mascota se encuentre en perfecto estado de salud.

Los parásitos internos que afectan a los reptiles comprenden protozoarios, cestodes, trematodes, acantocéfalos, nematodes, pentastómidos, mientras que entre los parásitos externos encontraríamos los ácaros, garrapatas y algunos casos de infestación por larvas de dípteros. Poseen ciclos biológicos muy complejos, y en algunos casos el ser humano interviene en la cadena del parásito y lo convertirá en un hospedador accidental.

En cuanto a su ubicación, los parásitos invaden todo tipo de órganos y sistemas. Por tanto, se les puede hallar en la cavidad bucal, esófago, estómago, intestinos, hígado y conductos biliares, riñón y uréteres, sangre o dentro de células, pulmones y piel... Es decir, en numerosos sitios, cada uno de ellos con diferentes condiciones en cuanto al pH y condiciones de oxigenación. A pesar de todo ello, estos inquilinos se han adaptado a cualquier ambiente y allí se reproducen y causan efectos nocivos a tu tortuga. Una buena revisión evitará alteraciones en tu mascota.

mascotas

reptiles

salud en reptiles

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres